fbpx

Rutopia

Mi viaje a La Florida

Mi viaje a La Florida la verdad es que me gustó mucho porque pues más que nada lo que se buscaba era integrar, en un principio integrar a miembros de la asociación de la escuela, pero al final también se logró integración de todos los que fuimos al viaje, que no solamente éramos de la escuela. Por un lado eso me gustó mucho, se dio un buen ambiente en el que las personas hasta de diferentes nacionalidades, como el francés que nos acompañó, otros miembros de Rutopía, actores y nosotros que íbamos con el fin de aprender, todos nos integramos muy bien y eso logró una buena convivencia. Por otro lado, el lugar al que fuimos me gustó mucho: un desierto que está súper cerca de la ciudad, donde podemos encontrar diferentes formas de vida, que no son tan comunes en la CDMX. Me gustó mucho que nos diera el tour un miembro de la misma comunidad, que nos podía explicar qué cambios había visto a lo largo del tiempo o de las pinturas rupestres. Está muy padre que te puedas meter un ratito al río, que está chiquito, pero te refrescas y eso está padre. Mi recomendación ahí es insistir en que los viajeros lleven su traje de baño o ropa cómoda para poder estar ahí, también llevar una botella o termo para poder estar tomando agua porque aunque no es demasiado el calor, es un poco seco, entonces sí te llega a dar sed. Como recomendación, también llevar bloqueador. La caminata estuvo muy buena y nada complicada, muy tranquila. Me gustó convivir con personas de la comunidad, el poder llegar y que una persona con mucha sabiduría porque conoce muy bien ese espacio porque siempre ha estado ahí nos compartiera algunas historias o anécdotas que él tenía en ese lugar. La comida riquísima, luego luego se sabe el sabor a hecho en casa y en un pueblito, el café el pan, todo muy rico. Aparte las cabañas súper cómodas, que no creí que fuera una cabaña tan bonita, la verdad es que estaba muy bonita la cabaña donde nos quedamos, muy cómoda y con la cama super bien, todo super bien, el servicio super bien. Recuerdo que tuvimos también una fogata y convivencia en la noche en donde nos pusimos a ver las estrellas, eso estuvo también super padre. Creo que cada uno de esos momentos fueron los que nos llevaron a poder tener una buena convivencia. Por un lado, me gustó la plática sobre el venado, no fue tan técnica, estuvo interesante eso de tratar de encontrarlo dentro del espacio delimitado. Estuvo padre, educativo y no tan técnico. Habían personas tanto que saben como que no saben, estuvo bueno y me gustaría que hubiera alguna otra actividad más extrema. No sé, una tirolesa o algo así. O sea sí disfruté muchísimo del clima, no recuerdo haber tenido mucho frío y eso me gusta porque no soy una persona que le encante el frío. Me gustó tambien tener la convivencia el sabado en la noche con el huapango y la danza, tomar el pulque con la comunidad, y también el viaje al cráter estuvo muy bonito, son vistas increíbles y es el poder apreciar todos estos lugares que la verdad no conocemos. Me encantó justo eso, poder visitar un lugar que no es tan turístico que no se conoce muy fácilmente, y el poder acceder a él tan fácilmente y todos estos servicios tan buenos me encantó. Me gustó mucho el viaje, muchísimas gracias a la comunidad por habernos recibido, por abrirnos sus puertas, por confiar en nosotros, por platicarnos, por dejarnos entrar un rato a su vida y pues gracias por cuidar ese cachito de México que está en sus manos.