Experiencia de 2 días

Pinturas rupestres, historia y aventura

Desde $2,959.00 MXN

Precio por persona.

Pinturas rupestres, historia y aventura

Experiencia de 2 días
5/5
Precio por persona desde: $6,429.00 MXN
Precio por persona desde: $4,019.00 MXN
Precio por persona desde: $3,399.00 MXN
Precio por persona desde: $2,959.00 MXN

Duración

2 días
9:00 am

Nivel de actividad física

Medio

Incluye

Actividades mencionadas en la descripción. Alojamiento en Cabaña Ecológica. 2 desayunos, 2 comidas y 1 cena. Transporte (desde la central hasta el lugar de hospedaje y para el desplazamiento a las diversas actividades.)

Abierto desde

abre en 2021

Tipo de Hospedaje

Las cabañas son ecológicas, muy bonitas con baño privado y agua caliente. Son construidas con materiales de la región.

Idioma

Español

Precio por persona desde:
$6,429.00 MXN
4.75★★★★★
8 Viajeros
Share on facebook
Share on whatsapp

¿Qué esperar?

Adéntrate en el bosque de niebla y conoce sobre la cultura náhuatl y tradiciones de las familias que viven en esta región.

¿Qué Incluye?

Actividades

Ciclismo, tirolesa, diversos recorridos guiados

Actividades

2 desayunos, 2 comidas, 1 cena

Extras

Puedes agregar un extra a tu experiencia en la sección de personalización del formulario de reserva.

Gastos extra

Si es de tu agrado puedes apoyar a la comunidad adquiriendo algunas de sus artesanías

Itinerario

por la mañana
Viaja entre la historia
Después de reunirte con tu guía, descubrirás pinturas rupestres en el Valle de los Viejitos, seguido de un recorrido por el Puente Histórico.
Cabaña doble
por la mañana
Recorre nuestro mundo
Disfrutar de una caminata por el cráter y apreciar la belleza del paisaje desde las alturas.

Tus Anfitriones

Somos una comunidad orgullosa de nuestra cultura otomí y de los paisajes naturales que nos rodean. Juntos creamos el centro de turismo comunitario para que estés muy cómodo durante tu visita. Javier, Hilario y Silveria serán tus anfitriones en el centro y junto con los cuales conocerás nuestra comunidad.
Sobre La Florida
La Florida lleva su nombre por las flores amarillas que crecen por doquier en verano, somos una comunidad entusiasmada por compartir y enseñarte las maravillas del Valle del Mezquital. Esta región es donde los Hñähñu (otomíes) vivimos. Aquí, junto con nuestras familias, nos dedicamos a la reforestación del pino piñonero y a la conservación del venado cola blanca. Nuestra comunidad está llena de naturaleza con sus impresionantes cañones y cactáceas y de historia con sus pinturas rupestres y su hacienda abandonada de la época de la Revolución.

Mapa y punto de encuentro

Una vez que hagas tu reservación te haremos llegar recomendaciones personalizadas para que llegues de forma segura al punto de encuentro. test

Central de autobuses

Recomendaciones de qué llevar

Gorra y bloqueador solar
Ropa y calzado comodos
Botella de agua rellenable

Reseñas

4.75★★★★★
8 Viajeros
5/5
- 5
Carolina Sanchez

Las actividades fueron la mejor parte del viaje y Doña Valentina fue una de las mejores anfitrionas ya que nos compartio su amor a la cultura otomí e i intercambiamos ideas sobre nuestra cultura, La Maya.

5/5
- 5
Dulce

La verdad es que me gustó mucho más que nada lo que se buscaba era integrar a mi grupo pero al final también se logró integración de todos los que fuimos al viaje. La comida riquísima. Aparte las cabañas súper cómodas, que no creí que fuera una cabaña tan bonita, el servicio super bien. El poder acceder a este lugar tan fácilmente y con todos estos servicios tan buenos me encantó. Me gustó mucho el viaje, muchísimas gracias a la comunidad abrirnos sus puertas y por dejarnos entrar un rato a su vida y gracias por cuidar ese cachito de México que está en sus manos.

5/5
- 5
Andres Cervantes

Mi experiencia en La Florida fue en marzo de 2018. Salimos súper temprano para llegar allá, un viaje como de 3 o 4 horas y luego nos perdimos un ratito en el monte. Nos recibieron en una palapa donde nos dieron de desayunar, la comida estaba muy buena por cierto. Nos dieron de comer súper rico, con tortillas hechas a mano. En la noche bailamos huapango, y a partir de esa experiencia cada que oigo el huapango me acuerdo de Hidalgo y yo ya sé perfectamente de dónde es, estrellita para Rutopía que enriqueció mi cultura.

4/5
- 4
Jessica Malvido

La Florida es una joya escondida, tiene muchísimas cosas que explorar, desde pinturas rupestres, una reserva de cola de venado, hasta un cráter formado por un meteorito. Las cabañas son muy cómodas, cuentan con un comedor comunitario donde pudimos probar de su rica comida tradicional, y en la noche convivir con la comunidad. Tomamos pulque y bailamos juntos el típico huapango huasteco. Al siguiente día el señor Melquíades nos contó de su vida aquí, de dónde surgió el proyecto de ecoturismo y de lo que significa para ellos, es parte de lo que me gusta de viajar con Rutopía. Y que a pesar de ser de contextos diferentes tenemos tanto en común. Me encantó poder descubrir en La Florida un lugar tan lleno de vida, cultura e historia y así refrescar mi amor por México y su diversidad.

4/5
- 4
Davene

A mí me gustó mucho la experiencia, fue una experiencia nutritiva ya que pude convivir con la hermosa naturaleza que hay alrededor y lo que más me gustó fueron las pinturas rupestres. El clima es increíble y la comida deliciosa, y más que nada esa carga cultural de las pinturas rupestres, etc. Me hubiera gustado que hubiera más organización en cuanto a las cosas que hay que hacer para lograr hacer todo, que hayan horarios y que se cumplan. No nos gustó mucho lo de convivir con las personas, estuvo un poco raro. Algo muy positivo que me gustó fue conocer la reserva, lo de los venados y todo eso, y conocer su hábitat y cómo conservan la naturaleza, etc.

En fin, fue una experiencia diferente pero enriquecedora.

5/5
- 5
Caleb

Mi experiencia en La Florida Hidalgo fue para nada convencional. Desde la hospitalidad de los anfitriones, la experiencia de conocer nuevos lugares y personas entre los viajeros y la comunidad. La primer noche realmente estrellada de mi vida que es algo difícil de vivir en la ciudad. Sinceramente, aquel viaje no pudo haber sido mejor.

5/5
- 5
Manuel Arredondo

A veces pienso que el viaje que uno planea no es el que uno necesita. Para nosotros aventurarnos a La Florida fue lo mejor para nuestra empresa, nosotros desarrollamos ahí nuestro equipo de LATAM, nunca había descansado tanto en cabañas así, tal vez fue un poco echar pulques con música tradicional y después de dar una vuelta por ese cráter gigante, del tamaño del Estadio Azteca o el río azul termal que no recuerdo cómo se llama ver a la gente en un ambiente tan tradicional en México, y ellos mismos abiertos a turistas y a interactuar con nosotros. Creo que este viaje con Rutopía fue justamente lo que necesitábamos.

5/5
- 5
Dulce

Mi viaje a La Florida la verdad es que me gustó mucho porque pues más que nada lo que se buscaba era integrar, en un principio integrar a miembros de la asociación de la escuela, pero al final también se logró integración de todos los que fuimos al viaje, que no solamente éramos de la escuela. Por un lado eso me gustó mucho, se dio un buen ambiente en el que las personas hasta de diferentes nacionalidades, como el francés que nos acompañó, otros miembros de Rutopía, actores y nosotros que íbamos con el fin de aprender, todos nos integramos muy bien y eso logró una buena convivencia. Por otro lado, el lugar al que fuimos me gustó mucho: un desierto que está súper cerca de la ciudad, donde podemos encontrar diferentes formas de vida, que no son tan comunes en la CDMX. Me gustó mucho que nos diera el tour un miembro de la misma comunidad, que nos podía explicar qué cambios había visto a lo largo del tiempo o de las pinturas rupestres. Está muy padre que te puedas meter un ratito al río, que está chiquito, pero te refrescas y eso está padre. Mi recomendación ahí es insistir en que los viajeros lleven su traje de baño o ropa cómoda para poder estar ahí, también llevar una botella o termo para poder estar tomando agua porque aunque no es demasiado el calor, es un poco seco, entonces sí te llega a dar sed. Como recomendación, también llevar bloqueador. La caminata estuvo muy buena y nada complicada, muy tranquila. Me gustó convivir con personas de la comunidad, el poder llegar y que una persona con mucha sabiduría porque conoce muy bien ese espacio porque siempre ha estado ahí nos compartiera algunas historias o anécdotas que él tenía en ese lugar. La comida riquísima, luego luego se sabe el sabor a hecho en casa y en un pueblito, el café el pan, todo muy rico. Aparte las cabañas súper cómodas, que no creí que fuera una cabaña tan bonita, la verdad es que estaba muy bonita la cabaña donde nos quedamos, muy cómoda y con la cama super bien, todo super bien, el servicio super bien. Recuerdo que tuvimos también una fogata y convivencia en la noche en donde nos pusimos a ver las estrellas, eso estuvo también super padre. Creo que cada uno de esos momentos fueron los que nos llevaron a poder tener una buena convivencia. Por un lado, me gustó la plática sobre el venado, no fue tan técnica, estuvo interesante eso de tratar de encontrarlo dentro del espacio delimitado. Estuvo padre, educativo y no tan técnico. Habían personas tanto que saben como que no saben, estuvo bueno y me gustaría que hubiera alguna otra actividad más extrema. No sé, una tirolesa o algo así. O sea sí disfruté muchísimo del clima, no recuerdo haber tenido mucho frío y eso me gusta porque no soy una persona que le encante el frío. Me gustó tambien tener la convivencia el sabado en la noche con el huapango y la danza, tomar el pulque con la comunidad, y también el viaje al cráter estuvo muy bonito, son vistas increíbles y es el poder apreciar todos estos lugares que la verdad no conocemos. Me encantó justo eso, poder visitar un lugar que no es tan turístico que no se conoce muy fácilmente, y el poder acceder a él tan fácilmente y todos estos servicios tan buenos me encantó. Me gustó mucho el viaje, muchísimas gracias a la comunidad por habernos recibido, por abrirnos sus puertas, por confiar en nosotros, por platicarnos, por dejarnos entrar un rato a su vida y pues gracias por cuidar ese cachito de México que está en sus manos.

5/5
- 5
Carolina Sanchez

Las actividades fueron la mejor parte del viaje y Doña Valentina fue una de las mejores anfitrionas ya que nos compartio su amor a la cultura otomí e i intercambiamos ideas sobre nuestra cultura, La Maya.

5/5
- 5
Dulce

La verdad es que me gustó mucho más que nada lo que se buscaba era integrar a mi grupo pero al final también se logró integración de todos los que fuimos al viaje. La comida riquísima. Aparte las cabañas súper cómodas, que no creí que fuera una cabaña tan bonita, el servicio super bien. El poder acceder a este lugar tan fácilmente y con todos estos servicios tan buenos me encantó. Me gustó mucho el viaje, muchísimas gracias a la comunidad abrirnos sus puertas y por dejarnos entrar un rato a su vida y gracias por cuidar ese cachito de México que está en sus manos.

5/5
- 5
Andres Cervantes

Mi experiencia en La Florida fue en marzo de 2018. Salimos súper temprano para llegar allá, un viaje como de 3 o 4 horas y luego nos perdimos un ratito en el monte. Nos recibieron en una palapa donde nos dieron de desayunar, la comida estaba muy buena por cierto. Nos dieron de comer súper rico, con tortillas hechas a mano. En la noche bailamos huapango, y a partir de esa experiencia cada que oigo el huapango me acuerdo de Hidalgo y yo ya sé perfectamente de dónde es, estrellita para Rutopía que enriqueció mi cultura.

4/5
- 4
Jessica Malvido

La Florida es una joya escondida, tiene muchísimas cosas que explorar, desde pinturas rupestres, una reserva de cola de venado, hasta un cráter formado por un meteorito. Las cabañas son muy cómodas, cuentan con un comedor comunitario donde pudimos probar de su rica comida tradicional, y en la noche convivir con la comunidad. Tomamos pulque y bailamos juntos el típico huapango huasteco. Al siguiente día el señor Melquíades nos contó de su vida aquí, de dónde surgió el proyecto de ecoturismo y de lo que significa para ellos, es parte de lo que me gusta de viajar con Rutopía. Y que a pesar de ser de contextos diferentes tenemos tanto en común. Me encantó poder descubrir en La Florida un lugar tan lleno de vida, cultura e historia y así refrescar mi amor por México y su diversidad.

4/5
- 4
Davene

A mí me gustó mucho la experiencia, fue una experiencia nutritiva ya que pude convivir con la hermosa naturaleza que hay alrededor y lo que más me gustó fueron las pinturas rupestres. El clima es increíble y la comida deliciosa, y más que nada esa carga cultural de las pinturas rupestres, etc. Me hubiera gustado que hubiera más organización en cuanto a las cosas que hay que hacer para lograr hacer todo, que hayan horarios y que se cumplan. No nos gustó mucho lo de convivir con las personas, estuvo un poco raro. Algo muy positivo que me gustó fue conocer la reserva, lo de los venados y todo eso, y conocer su hábitat y cómo conservan la naturaleza, etc.

En fin, fue una experiencia diferente pero enriquecedora.

5/5
- 5
Caleb

Mi experiencia en La Florida Hidalgo fue para nada convencional. Desde la hospitalidad de los anfitriones, la experiencia de conocer nuevos lugares y personas entre los viajeros y la comunidad. La primer noche realmente estrellada de mi vida que es algo difícil de vivir en la ciudad. Sinceramente, aquel viaje no pudo haber sido mejor.

5/5
- 5
Manuel Arredondo

A veces pienso que el viaje que uno planea no es el que uno necesita. Para nosotros aventurarnos a La Florida fue lo mejor para nuestra empresa, nosotros desarrollamos ahí nuestro equipo de LATAM, nunca había descansado tanto en cabañas así, tal vez fue un poco echar pulques con música tradicional y después de dar una vuelta por ese cráter gigante, del tamaño del Estadio Azteca o el río azul termal que no recuerdo cómo se llama ver a la gente en un ambiente tan tradicional en México, y ellos mismos abiertos a turistas y a interactuar con nosotros. Creo que este viaje con Rutopía fue justamente lo que necesitábamos.

5/5
- 5
Dulce

Mi viaje a La Florida la verdad es que me gustó mucho porque pues más que nada lo que se buscaba era integrar, en un principio integrar a miembros de la asociación de la escuela, pero al final también se logró integración de todos los que fuimos al viaje, que no solamente éramos de la escuela. Por un lado eso me gustó mucho, se dio un buen ambiente en el que las personas hasta de diferentes nacionalidades, como el francés que nos acompañó, otros miembros de Rutopía, actores y nosotros que íbamos con el fin de aprender, todos nos integramos muy bien y eso logró una buena convivencia. Por otro lado, el lugar al que fuimos me gustó mucho: un desierto que está súper cerca de la ciudad, donde podemos encontrar diferentes formas de vida, que no son tan comunes en la CDMX. Me gustó mucho que nos diera el tour un miembro de la misma comunidad, que nos podía explicar qué cambios había visto a lo largo del tiempo o de las pinturas rupestres. Está muy padre que te puedas meter un ratito al río, que está chiquito, pero te refrescas y eso está padre. Mi recomendación ahí es insistir en que los viajeros lleven su traje de baño o ropa cómoda para poder estar ahí, también llevar una botella o termo para poder estar tomando agua porque aunque no es demasiado el calor, es un poco seco, entonces sí te llega a dar sed. Como recomendación, también llevar bloqueador. La caminata estuvo muy buena y nada complicada, muy tranquila. Me gustó convivir con personas de la comunidad, el poder llegar y que una persona con mucha sabiduría porque conoce muy bien ese espacio porque siempre ha estado ahí nos compartiera algunas historias o anécdotas que él tenía en ese lugar. La comida riquísima, luego luego se sabe el sabor a hecho en casa y en un pueblito, el café el pan, todo muy rico. Aparte las cabañas súper cómodas, que no creí que fuera una cabaña tan bonita, la verdad es que estaba muy bonita la cabaña donde nos quedamos, muy cómoda y con la cama super bien, todo super bien, el servicio super bien. Recuerdo que tuvimos también una fogata y convivencia en la noche en donde nos pusimos a ver las estrellas, eso estuvo también super padre. Creo que cada uno de esos momentos fueron los que nos llevaron a poder tener una buena convivencia. Por un lado, me gustó la plática sobre el venado, no fue tan técnica, estuvo interesante eso de tratar de encontrarlo dentro del espacio delimitado. Estuvo padre, educativo y no tan técnico. Habían personas tanto que saben como que no saben, estuvo bueno y me gustaría que hubiera alguna otra actividad más extrema. No sé, una tirolesa o algo así. O sea sí disfruté muchísimo del clima, no recuerdo haber tenido mucho frío y eso me gusta porque no soy una persona que le encante el frío. Me gustó tambien tener la convivencia el sabado en la noche con el huapango y la danza, tomar el pulque con la comunidad, y también el viaje al cráter estuvo muy bonito, son vistas increíbles y es el poder apreciar todos estos lugares que la verdad no conocemos. Me encantó justo eso, poder visitar un lugar que no es tan turístico que no se conoce muy fácilmente, y el poder acceder a él tan fácilmente y todos estos servicios tan buenos me encantó. Me gustó mucho el viaje, muchísimas gracias a la comunidad por habernos recibido, por abrirnos sus puertas, por confiar en nosotros, por platicarnos, por dejarnos entrar un rato a su vida y pues gracias por cuidar ese cachito de México que está en sus manos.

Ver todas…

Reservar

Preguntas Frecuentes

En Rutopía hemos creado experiencias para todos los gustos, desde experiencias para viajeros muy aventureros hasta para familias que buscan más comodidad. Con Rutopía puedes vivir experiencias únicas en lugares poco conocidos con el nivel de comodidad y aventura que tú decidas. Te recomendamos siempre contarnos si tienes necesidades especiales de comodidad, alimentación o movilidad, así como si viajas con niños pequeños para que podamos encontrar la experiencia ideal para ti y los anfitriones siempre estén bien preparados.
Al elegir viajar con Rutopía los anfitriones de cada destino te abrirán sus puertas y convivirás con ellos. Verificamos cuidadosamente cada destino, nos aseguramos que exista y que cada actividad, hospedaje y anfitrión cumplan con los requisitos de seguridad necesarios. Nuestros viajes son seguros para todos. Además el equipo de Rutopía estará acompañándote a distancia durante tu viaje para asistirte en lo que necesites. También recomendamos que viajes protegido con un seguro de asistencia al viajero, en Rutopía ofrecemos diferentes opciones que te protegen ante eventualidades de alta complejidad médica como traslado en avión sanitario, asistencia legal entre otros imprevistos.
Busca dentro de esta experiencia la sección «Mapa y punto de encuentro» para conocer la ruta. Rutopía no se encarga de llevar a los viajeros a los destinos, pero sí de asegurar que lleguen con bien. Al reservar recibirás todos los detalles del cómo llegar para la manera que elijas, transporte público o auto. Además siempre estaremos atentos durante tu camino y podrás contactarnos cuando lo necesites. (editado)

¡Haz una pregunta, en Rutopía te aseguramos una respuesta!

test

Viajando haces una diferencia

Rutopía Conservación Biocultural A.C. trabaja con grupos indígenas para apoyar el desarrollo sustentable en sus comunidades a través del turismo regenerativo. Junto con anfitriones indígenas, codiseñamos experiencias bio-culturales que resaltan la esencia de cada comunidad, revalorando su herencia cultural y natural, con el fin de fomentar su continuidad para las futuras generaciones.

Lee más sobre cómo Rutopía crea impacto positivo

Explora experiencias similares

Viajes de uno o más días que garantizan una experiencia de inmersión en la naturaleza y cultura. Incluyen alimentos, hospedajes y actividades.

Artesanía y cocina en una casa nahua

Hidalgo |
9 horas
Desde $1,289.00 MXN
4.78★★★★★
¡Ya abrimos!
Grupo de amigos en bicicleta en el bosque de Acaxochitlan Hidalgo_Rutopia

Entre naturaleza y textiles nahuas

Hidalgo |
2 días
Desde $2,819.00 MXN
4.78★★★★★
¡Ya abrimos!

Snorkel, ríos y cenotes

Chiapas |
2 días
Desde $3,939.00 MXN
5★★★★★
¡Ya abrimos!

Recolección de Hongos

Hidalgo |
2 días
Desde $2,309.00 MXN
4.78★★★★★
Abierto

Gastronomía Regional

Hidalgo |
3 días
Desde $3,659.00 MXN
¡Ya abrimos!
8Acaxochitl├бn.jpg

Taleres tradicionales y caminatas

Hidalgo |
2 días
Desde $3,060.00 MXN
¡Ya abrimos!
Desde: $6,429.00 MXN / persona
Share on facebook
Share on whatsapp
[titulo_personalizado]